lunes, marzo 17, 2008

El software libre y la izquierda

Es un tema que alguna que otra vez se ha relacionado (concretamente mas con el comunismo), para bien o para mal. El caso, es que ambos conceptos comparten muchas de sus caracteristicas, tantas, que yo afirmo que su filosofía es la misma o que incluso el software libre se puede encasillar dentro del comunismo o de ideologías similares de izquierdas.

Ambas filosofías se basan en compartir, en la igualdad de todos. Aquí no hay jerarquias de clases como patron o desarrollador. Todos podemos controlar nuestras condiciones, y desarrollar nuestras propias aplicaciones o modificar las existentes, sin partir de cero, utilizando a la comunidad como parte de ella que somos.

La calidad del producto o servicio, es lo primero y que no se busca el que sean rentables o den privilegios a nadie, solo por el hecho de ser sus creadores. Por eso, lo que se busca es el bien publico y el beneficio que puedas sacar del software o del servicio público.

Evidentemente, esto no significa que ya de por si la calidad del software libre y de una política de izquierdas supere siempre a la de sus rivales empresariales y de políticas de derechas. Esto responde a muchas razones, pero una de ellas es, sin ninguna duda, porque se les ponen barreras: los paises que tratan de implantar políticas de izquierdas, encuentran una férrea oposicion de grupos de la derecha local o exterior, que boicotean, bloquean y tratan de impedir que se que se lleven a cabo sus políticas igualitarias, con el objetivo de no perder sus privilegios y su posición. Por ejemplo, no se ha dado un caso de comunismo que pudiese llevar a cabo sus políticas de manera libre. Eso mismo pasa con el software libre, grupos empresariales como Microsoft o IBM tratan de destruir el movimiento desde fuera y desde dentro, con el objetivo de mantener su gran posición en el mundo informático, y así favorecer a sus productos. Lo hacen, para impedir la expansión de un movimiento que por naturaleza, es mucho mas justo y que tiende a tener mejor calidad.

Como en todo movimiento izquierdista, hay grupos que tratan de apoderarse de la idea y de todo el trabajo hecho por la comunidad, poniendo sus propias limitaciones. Ahí tenemos a IBM, con su intento de implantar DRM en Linux. Tenemos al propio creador de Linux, Linus Torvalds, que evita utilizar la nueva GPL versión 3, que se protege contra el DRM. El tiempo dirá si Linus es un verdadero esquirol o un vendido. Tambien hay quien metería en este grupo a Ubuntu, por el hecho de que viene con ciertos drivers propietarios, mas concretamente de tarjetas inalambricas. En este caso, yo le doy un voto de confianza, porque este hecho se justifica en que no existe alternativa libre a dicho software. Se valora mas el buen funcionamiento del resto de componentes libres, que requieren internet, que el hecho de llevar una política totalmente coherente pero que pueda poner mas barreras a nuevas personas que migren a software libre.

También el tiempo dirá si Ubuntu es un infiltrado del software propietario, pero creo que tenemos que valorar el hecho de que haya conseguido que haya migrado tanta gente a su sistema, y por tanto, al software libre. Su posición sería la de una izquierda moderada y que realiza pactos muy concretos con la derecha, con el fin de acelerar el resto de políticas. En nuestro país sería una política parecida a la de Llamazares, tan criticada en su partido, de la misma forma que Ubuntu es tambien criticada en el propio mundillo de software libre.

También los grupos propietarios, juegan con el hecho de que hay mucho software para el cual no existe alternativa libre, como es el caso de la mayoría de los videojuegos o de aplicaciones como Photoshop. Esto pone serias limitaciones al software libre y es algo que ocurre en el mundo capitalista en temas como la medicina y las vacunas para ciertas enfermedades. Los grupos de poder, no dan la información necesaria para desarrollar alternativas libres o libres de patentes, con el objetivo de mantener su gran posición económica y aprovecharse de las necesidades humanas.

Y ¿que papel juega la licencia del software y los derechos de autor en la comparación que estoy haciendo?

Lo mas común es que todo software tenga una licencia que reivindique la autoría y las condiciones de uso de este. El software desarrollado con la licencia GPL, de GNU, obliga a este software y derivados, a ser libres, y es por eso considerado una licencia vírica y restrictiva, que goza de un gran poder a la hora de aplicarla, porque no contradice el copyright sinó que se aprovecha de el. Durante la historia del software libre ha habido una gran rivalidad entre partidarios de GNU, y partidarios de BSDs y otras licencias todavía menos restrictivas. La diferencia está en que las licencias GNU obligan a la libertad del software, como antes dije, mientras que los BSD pueden elegir no ser libres y cualquiera puede cerrar su código en productos derivados. Tambien existen otras licencias que basicamente son "no licencias", ya que puedes hacer con el software lo que quieras.

Así que yo compararía las licencias de GNU con un sistema comunista o socialista, donde un estado fuerte y muchas veces autoritario, garantiza la propia supervivencia del sistema. El poder de todos pero un poder fuerte. El software tipo BSD y similares, es mas de tipo anarquista o donde no existe un poder estatal fuerte que vigile por la libertad del sistema. Es por eso, que el BSD es mas libre en la teoría, pero no así en la practica quedando la idea como algo utópico o solo posible en un mundo sin presiones enemigas.

¿Y hay alguna analogía con el internacionalismo? Si tratamos cada pieza de software como una nación, si. Aunque esta comparación ya es un poco arriesgada. Aquí entrarían los tipicos fanboys de KDE y de Gnome, comparados a los patriotas de Euskal Herria, Cuba o Angola. Lo importante, como siempre, es que estos nacionalismos sean de izquierdas, con el fin de que sus políticas sean justas y no excluyan a la nación vecina. Es decir, que Gnome progrese y deje progresar a KDE, y viceversa. Convivencia pacífica, no puede caber rivalidad mas que constructiva. Se debe aceptar políticas de cooperación entre todos y que cada uno elija el que quiere. Progreso conjunto y a la vez cooperativo, esto es software libre, esto es internacionalismo.

Desde otro punto de vista, es bien sabido que el software libre potencia la industria local, y que los beneficios obtenidos de este, se quedan en la localidad y no van a sus creadores, como en el caso de Microsoft Windows, a la empresa estadounidense de Redmond.

Pues bien, coge tu teclado y a las armas compañeros!!

5 comentarios:

  1. flipao
    linux se puede usar para hacer el maaaal !!!

    muahahahahahahaha

    ResponderEliminar
  2. Gracias hys0, eso de ponerme en meneame ha hecho subir bastante las visitas. Gracias por tu opinión sobre mi humilde blog.

    ResponderEliminar
  3. Vaia...curiosa comparación a que fas.

    Saudos!!!

    ResponderEliminar
  4. Obrigado polo teu comentário! :)

    Eu nom me separo para nada, só deixei de participar em menéame... de facto eu sempre digo que o futuro lingüístico da Galiza passa por: reintegracionismo, inglês e castelhano ;)
    E a minha moça é 'espanholista', e meu pai e muitos dos meus amigos :D

    Foi um prazer conhecer-te e seguirei passando polo teu blogue e lendo-te em menéame (a sério, admiro a tua paciência, eu nom tenho nem a metade, hehe).

    Um saudinho meu, e os teus comentários sempre som bem-vindos :)

    ResponderEliminar