martes, marzo 24, 2009

Las identidades nacionales

Mucho se puede contar sobre la identidad de un pueblo, de la idea de nación, de la manera de defender un ideal en un territorio determinado...

Muchos te intentarán convencer de la existencia o no de la nación española, de la nación vasca, de la nación gallega y otras, pero ¿cómo reconocerlas y saber cuales existen y cuales no? Cual es el criterio real para reconocer la existencia de naciones?

Nadie te podrá responder a esas preguntas, pues un pueblo o nación existe desde el instante en que las personas creemos en ellos. Es decir, los pueblos y las naciones existen solamente en la mente de las personas del mismo modo que algunas personas creen en dios o en un ente superior, y por lo tanto se puede decir que objetivamente no existe ninguna nación... No hay ninguna razón objetiva que pueda justificar su existencia real, ni étnicas ni geográficas ni religiosas ni de ningún tipo, lo que quiere decir que se asienta en nuestra irracionalidad mas profunda como seres humanos, haciéndonos sentir parte de ellas y existiendo solamente porque nosotros las sentimos ahí. Intentar buscar razones biológicas o de derecho sobre la tierra mas allá de las sentimentales nos aleja de la idea legítima de nación y puede dar lugar a idearios racistas, imperialistas y fascistas.

Por lo tanto, la identidad nacional de un pueblo es mas real cuantas mas personas de ese territorio creen en él. Y ese sentimiento de pertenencia a un pueblo se da cuando estas personas ven al resto de miembros de ese supuesto pueblo mas próximos a si mismos que al resto de personas pertenecientes a otros supuestos pueblos. Esta proximidad se sentirá mas real cuantos mas elementos de unión haya, como cuando hay una historia mas o menos común, unas costumbres parecidas, una cultura similar al fin y al cabo, con la lengua como el elemento de unión mas fuerte. Una lengua es un registro de la cultura de un pueblo... en ella queda impresa la conciencia colectiva, los cambios del pasado, y evoluciona conforme todos sus miembros la van haciendo evolucionar. La lengua es como un legado dejado por nuestros antepasados y es un testigo de la existencia de una cultura y un pueblo diferenciativo.

Evidentemente, en esas comunidades también hay personas que tienen otra identidad nacional, que tienen otra lengua, que se sienten mas próximas a otra gente o cuyas costumbres y rasgos diferenciativos son otros diferentes a los de las demas personas de ese pueblo. En ningún caso esto es ilegítimo o anormal y debe haber respeto entre todas las personas tengan la identidad nacional que tengan, pero esa mezcla de identidades es lo que da lugar a conflictos y confrontaciones.

Pero, ¿por qué exteriorizar nuestros sentimientos? ¿por qué hacer públicas nuestras creencias? Existen motivos políticos para ello. La democracia es la máxima expresión de la participación de la población de un pueblo en la sociedad, y una excelente y quizás la única manera real de defender un proyecto político democráticamente es a través de la apelación a nuestra identidad como individuos y a nuestros sentimientos de pertenencia a un grupo, como la pertenencia a la clase obrera y a la humanidad.

Para que haya democracia, uno debe de ser consciente de su adhesión a un proyecto político comunitario en el que el pueblo es el que decide mediante su voto y mediante su participación en las decisiones políticas. Si no hay esa idea de unión de pueblo no es posible la participación democrática en la política, pues es errónea la idea de que la democracia solamente sea votar cada cuatro años y respetar unas normas y una legislación sin nada mas.

Y es aquí cuando aparecen los nacionalismos, cuando hay personas que creen en la existencia de una nación y creen que la mejor forma de defender sus opciones políticas es defender un marco institucional para esa nación, haciendo de su identidad nacional o identidad de pueblo la unión requerida para que haya conciencia democrática y política. Los nacionalistas creen que defender opciones políticas no-nacionalistas aislan al individuo del poder, disociando a las personas e impidiendo esa conciencia colectiva que permita la democracia.

Por esta cuestión es tan importante la autodeterminación de los pueblos para los nacionalistas, pues si los pueblos tienen capacidad de cambiar su marco institucional, estos se sentirán realmente integrados en la democracia y no se sentirán excluídos de un proyecto político de otra realidad nacional aunque este sea democrático.

No corresponde a los ciudadanos de otra realidad nacional que abarque mayor territorio decidir sobre el futuro de una realidad nacional menor o una porción de la anterior, pues es una lucha en desigualdad de condiciones en el que un grupo se impone sobre el otro. Han de ser los propios ciudadanos de un territorio los que deban decidir qué instituciones y qué sistema de gobierno va a dirigir sus vidas.

7 comentarios:

  1. Patriotismo es tu convencimiento de que este país es superior a todos los demás porque tú naciste en él.
    (George Bernard Shaw)

    ResponderEliminar
  2. bake prozesua orainagosto 19, 2009 12:41 a. m.

    Buenas,

    primero decir que el texto me ha gustado mucho. Te has expresado increíblemente bien.

    Pero hay una duda que me come mucho la cabeza y que lleva haciéndolo muchísimo tiempo.

    Yo vivo en Euskal Herria y hablo el Euskara y defiendo esta lengua al igual que nuestro derecho de autodeterminación, pero a la hora de decir si me considero nacionalista tengo mis serias dudas...

    He leído muchas veces que el nacionalismo sólo sirve para dividir a la gente, pero ante este argumento, yo digo que yo respeto las otras naciones al igual que la mía. Esto es, no tengo nada en contra de los otros nacioanlismo y a la hora de decidir cosas sobre el cambio climático por ejemplo no tengo ninguna duda en que hay que actuar globalmente, pero creo que me gustaría que Euskal Herria se independizara para poder las cosas nosotros para nosotros. En cuanto a la lengua y demás...

    Además, a veces digo: Y si hubiera nacido en EEUU, no habría sido nacionalista de allí? Pues claro... Entonces, que sentido tiene ser nacionalista si mayormente depende del lugar donde has nacido?

    Me como mucho la cabeza con este tema y no lo tengo nada claro....

    Espero vuestra respuesta, eskerrik asko.

    Agur

    ResponderEliminar
  3. Hola "bake prozesua orain", ¡gracias por tu comentario y por dar tu opinión! :-)

    Yo también soy como tu, defiendo el derecho de autodeterminación, la normalización de las lenguas minoritarias...pero rechazo autodenominarme como nacionalista, porque no creo que las naciones sean un ente estático ni que la lucha se deba limitar a un solo territorio. Creo en la revolución y el socialismo, y para lograrlo hay que impulsar políticas a diferentes niveles, algunas serán a nivel regional, otras no.

    Además, ser nacionalista no significa nada por si mismo y ha habido muchos nacionalismos perjudiciales como el nacional-socialismo o el nacional-catolicismo. Es necesario, por tanto, definir tu opción política más allá de la meramente territorial y definir si eres comunista, liberal, socialdemócrata, incluso anarquista.

    Y sí, como tu, yo creo que es no solo posible sino también necesario el respetar otras realidades nacionales, pero casi tan importante como el respeto es que haya también un apoyo real, un hermanamiento con la clase obrera de los procesos revolucionarios de estos territorios y hacer de su lucha, la nuestra. Solo la unión de la clase obrera a todos los niveles y la solidaridad entre los pueblos logrará impulsar un cambio social real.

    Al mismo tiempo que este apoyo debe haber un rechazo a nacionalismos imperialistas, racistas, excluyentes, como podrían ser el nacionalismo del PNV, el nacionalismo español, o el nacionalismo de los gobiernos de EEUU o Israel. Bajo ningún concepto creo que se debería primar el sentimiento nacional sobre la opción política.

    Bueno, esta es mi forma de verlo. Sobre tí, me gustaría que me dijeses, si no te es mucha molestia, cómo has encontrado mi blog y lo que puedas contarme para saber con quien hablo.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. bake prozesua orainagosto 21, 2009 11:43 a. m.

    Buenas de nuevo ;)

    No es ninguna molestia, tu blog lo encontré buscando en google: por qué batasuna no condena violencia (o algo muy parecido).

    Y sobre mí, hasta ahora he tenido un blog pero he cambiado mucho desde que escribía ahí y ahora tengo entre manos crear otro llamado: kolokan.com, pero tiempo al tiempo xD

    Vivo en Euskal Herria y no me considero de ninguna manera nacionalista del todo pues tengo mis serias dudas como las que expliqué en el comentario anterior.

    Por cierto, muchas gracias por tu respuesta. Sinceramente, leo menos de lo que me gustaría, pero por lo que has dicho "sigues" lo que decía Marx? Aún así, no era él el que decia que el nacionalismo era el invento de la burguesía para mantener a la clase obrera dividida?

    Bueno, gracias de nuevo por responderme ;)

    Seguiré este blog con gusto :D

    Agur!

    ResponderEliminar
  5. OK, gracias por responderme, siempre me gusta saber cómo llega la gente a mi blog.

    Hay que conocer a los grandes pensadores y a los teóricos, pero siempre he sido de la opinión de que uno tiene que labrarse su propia manera de pensar para luego ver que sus opiniones confluyen con las de otros. El tema del nacionalismo da mucho de sí, pero yo tengo claro algo: es mejor no hablar menos de naciones y más de clase trabajadora.

    ¡Saludos! Eskerrik Asko!

    ResponderEliminar
  6. Un brillante manifiesto,sobre los que son los nacionalismos, haber si se enteran de una vez por todas estos "españolistas"que no pueden intentar imponer su España de charanga pandereta y corridas de toro al resto de los ciudadanos, que por diferentes causas pensamos diferentes. Salud

    ResponderEliminar