jueves, mayo 15, 2008

La religión de la Lógica

La religión, por ejemplo la católica, podría encerrar un significado filosófico oculto. Fuí creyente, o eso se suponía que debía ser... pero conforme fui creciendo, dejé de creer en Dios y en la Iglesia.

Una vez formado mi pensamiento lógico, dejé de creer en toda idea indeterminada. Ahora solo era creyente de lo que puedo definir logicamente (matemáticas, fisica, programación). Gracias a mi pensamiento lógico, pude encontrar la explicación a cosas que antes no me atrevía o consideraba indeterminadas. En este caso, le toca a la religión cristiana.

No soy teólogo, ni tengo conocimientos extensos sobre el tema, por lo tanto, esto solo es una interpretación de las ideas del cristianismo, y además, creo que mucho mas positivas que las de la iglesia católica oficial. Añado también que he llegado por casualidad a una idea similar a la de la religión Panteista, considerada mas una filosofía que una religión.

Como en todo artículo mío, es importante dejar prejuicios a un lado, olvidar todo lo que sepamos del tema y simplemente experimentar con lo que se lee. Deja tu mente en blanco y permite que las ideas se hagan en tu mente:

Las personas necesitan algoritmos para administrar mejor sus pensamientos, porque hay multiples combinaciones de cosas que nos benefician y cosas que nos perjudican. Para calcular lo mejor para ti, se crearon la ética, la moral y las religiones.

La religión es una manera de tratar tus sentimientos de una manera efectiva para tu supervivencia.

Yo considero que el mensaje original del cristianismo fue cogido por los grupos de poder y utilizado en contra del pueblo para someterlo y tenerlo controlado, deformando las ideas, acabando con toda lógica... Quizás Jesucristo podría ser hoy día un filósofo muy importante de la historia, si la iglesia no hubiese desvirtuado su mensaje.

Pasemos a explicar algunos conceptos interpretados por mi.

Dios
Dios es la vida y la lógica del universo. El define nuestros comportamientos y todo lo que ocurre en el mundo... Realmente aunque tengas la ilusión de que puedes decidir en cada momento de tu vida, la verdad es que todo está predestinado... solo hay una posibilidad en el mundo... Este universo solo concibe un camino lógico. Evidentemente ni tu ni nadie puede saber cual es ese destino o al menos no se puede saber todo. Eso si, entendiendo la lógica del universo podemos imaginar el curso de las cosas. Por eso, Dios, es un ser abstracto, es la personificacion de algo que no existe fisicamente... No quiero que se vea como un ser sino como... una manera de ver la lógica del universo. De esta forma.. Dios está en todo, todo ocurre a su voluntad, el lo sabe todo y juzgará a quienes van al cielo o al infierno... (claro que por ahora no entendeis que significa esto en mi manera de ver todo esto jeje).

El pecado, ¿qué es?
Pecamos, cuando en una acción realizada, buscamos el placer erróneamente, de una forma que te produce dolor, que te hace sentir mal, con un sentimiento de culpa. Por lo tanto el pecado solo lo puede sentir uno mismo y nadie podrá decirte que o que no es pecado. Sin embargo, ¿por qué sentirse mal si debido a nuestras experiencias nuestra elección había sido la lógica? ¿para que sirve entonces el pecado? La respuesta es sencilla: para ayudarnos a no cometer el mismo error la proxima vez. La religión inventó este concepto para enseñarnos. El sufrimiento que nos produce cometer un pecado nos servirá para aprender a hacerlo mejor en el futuro, de manera que evitemos el dolor de sentir el pecado, otra vez...

¿Y por qué se dice que todo el mundo ha pecado?
Algunos como yo, nos cansamos de rezar unas oraciones en las que constantemente se nos acusaba de ser pecadores. "Reconozcamos humildemente que somos pecadores". Me molestaba mucho, pero ahora le encuentro sentido. Esto lo que significa, es que el ser humano es tan imperfecto que jamás será capaz de encontrar la mejor forma de obtener el mayor placer. Por eso, podemos estar seguros de que cometerá errores y está destinado a equivocarse y pecar. La idea, es que tenemos que ser humildes y abiertos a las opiniones de los demás. Nunca debemos ser prepotentes y pensar que lo sabemos todo. Creer eso nos hará mas débiles. En cambio, reconociendo nuestra naturaleza imperfecta, podremos aprender a sobrevivir mejor y es por eso que tenemos que reconocer que somos pecadores.

El bien y el mal / El placer y el sufrimiento
La religión a definido por bien, aquello que nos produce placer y por mal, aquello que nos produce sufrimiento, y cuando sentimos placer y estamos felices, nuestra mente está mas clara y piensa mejor. Por eso, hacer el bien nos despeja y nos ayuda a pensar y a tomar las mejores decisiones. Sentir placer, nos ayudará a encontrar mas placer. Pero cuando hacemos el mal, sentimos que hemos pecado, y el dolor nos impide muchas veces ver lo correcto y nos equivocaremos mas a menudo. El por eso que el que peca suele tener el castigo de Dios, no porque Dios sea autoritario sino porque es inherente al ser humano y a la lógica que lo define. El que se siente mal, se sentirá peor y esto contribuirá en que vuelva a equivocarse.

El perdón y la absolución del pecado
Cuando uno se siente mal porque ha pecado, estará en malas condiciones de afrontar el futuro. El dolor en su corazón le corromperá con el tiempo, si no pone una solución. Pero ¿como aliviarse del pecado? Siendo perdonado, absuelto, así te están demostrando que te dan otra oportunidad, que puedes volver a sentirte bien y hacer las cosas bien desde ese momento.

El diablo
Esta es una figura muy distinta a la de Dios pero es una parte de este, como todo lo que existe. El diablo se aprovecha de la imperfección del ser humano. Muchas veces, son los sentimientos los que nos hacen tomar la decisión incorrecta. Cuando sentimos un profundo dolor esto desemboca muchas veces en odio y sufrimiento. Estos sentimientos nos afectarán potencialmente y nos harán mucho mas difícil hacer el bien. Por lo tanto, el diablo es ese lastre que nos posee cuando hacemos el mal, algo que nos hace mas difícil volver a hacer el bien, que nos entorpece la razón. Pero no solo el odio y el sufrimiento nos hace presas del diablo, sino que todo tipo de sentimientos nos puede arrojar a sus garras. Sintiendo amor o amistad produce sentimientos que se pueden traducir en el momento menos pensado en los sentimientos opuestos o los que sentiamos en un principio (enfadarse con un amigo, asesinato de una persona querida). Es por eso que el diablo te puede seducir en cualquier momento y tenemos que tener una fé muy grande en nuestras creencias para superar nuestros errores. Como curiosidad, y dando esto por todavía menos probable que el resto del artículo, se me ocurre que a los sacerdotes se les impidiese tener relaciones amorosas para impedir ser ellos mismos, los mensajeros de la religión, ser presas del diablo. En resumen, el diablo es la entidad imaginaria que representa como los sentimientos nos pueden jugar una mala pasada e impedirnos hacer el bien.

Las bendiciones y los mensajeros del diablo
Las personas tienen una caracteristica especial. Sintamos lo que sintamos, nuestros sentimientos afloran y pueden percibirse desde el exterior de nuestra persona. Cuanto mas acentuados sean nuestros sentimientos mas rapido los irradiamos y mas facil son percibidos por los demás. Así, una persona que viven en paz y siente placer emitirá "energía positiva" en forma de sonrisa, tranquilidad, palabras tranquilizadoras y pacifistas. No hace falta ni siquiera hablar con estas personas sino que lo percibiremos muchas veces sin darnos cuenta al estar cerca de ellas.
Sin embargo, pasa lo mismo con las personas que viven en el pecado. Su odio, rencor o sufrimiento es irradiado y otras personas las pueden percibir. Se puede notar nuestros sentimientos en nuestras acciones, en nuestra manera de mirar, en nuestros gestos, nuestra manera de expresarnos... Da igual que se intente ocultar, siempre se seguirán percibiendo por las personas, aunque sea de manera inconsciente. Así una persona nos inspira algo o nos cae mejor o peor sin que a veces sepamos el por qué o incluso podemos ser salvados o caer en desgracia segun la influencia de alguien. Esto se traducía en el pasado en las bendiciones de los sacerdotes o en los maleficios de servidores de satanás.

El paraíso y el infierno
Cuando una persona hace "El Bien" se siente bien, el placer le inunda. Este sentimiento es muy parecido al de la idea del paraiso. En este momento somos como angeles a los que todo el mundo les sonríe, al menos en los aspectos en los que hemos hecho el bien. Lo mismo pasa cuando hacemos "El Mal", solo que en este caso el sufrimiento y el dolor es comparable a la idea de infierno. Ahora bien, ¿y si en el momento de la muerte seguimos sintiendo mientras nuestras neuronas no se descomponen? Es decir, ya no emitimos al exterior porque estamos muertos pero seguimos percibiendo de nuetros sentimientos. Cuando muriesemos aunque no fuesemos conscientes, las ideas de lo que hicimos en toda nuestra vida pueden pasar todas juntas por nuestro inconsciente y sentirnos bien si tuvimos unos sentimientos claros y agradables pero podría hacernos sentir la peor de las pesadillas si no solucionamos nuestros pecados en vida y nos fuimos a la tumba intranquilos con la sensacion de haber hecho el mal. Con nuestro cuerpo descomponiendose y sin poder movernos ni pensar conscientemente podríamos estar antes el peor momento que un ser humano puede tener.... ¡estar en El Infierno!

Hay muchos mas conceptos que he interpretado de otra manera pero estos son algunos de los mas importantes. Espero que mi versión de la religión os haya gustado, si llegasteis hasta aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario